Inicio » Herramientas Digitales » Sitios Web » Cómo elegir el hosting correcto para mi sitio web

Cómo elegir el hosting correcto para mi sitio web

Herramientas Digitales

Si quieres que tu negocio tenga presencia digital en la web, contratar un servicio de hosting es indispensable. Conoce cuáles son esos aspectos clave que debes tomar en cuenta para elegir el hospedaje ideal para tu sitio web.

Cualquier landing page, tienda en línea, blog o sitio corporativo necesariamente debe hacer uso de un hosting para poder funcionar. Hoy en día que nos encontramos a la vanguardia de la evolución tecnológica y la transformación digital, asegurar el buen funcionamiento de un sitio web es un elemento básico e imprescindible. En este sentido, el lugar donde se encuentre hospedado es un elemento determinante en el éxito de un negocio online.

¿De qué se trata el hosting?

Es claro que para acceder a un sitio web se ingresa su dirección en el navegador o se pulsa un enlace. Lo que sucede inmediatamente después es que se establece una conexión con el servidor donde el sitio está albergado.

Ese servidor o host, es una computadora conectada a la red a través de un código IP determinado y un dominio, el cual ofrece ciertos servicios. De esta manera los archivos que componen la estructura y funcionalidad de las páginas web, así como la base de datos de tu sitio, se almacenan en dicho servidor.

Esto permite resguardarlos y tenerlos disponibles de manera rápida y segura cada vez que un usuario desee acceder a él, navegar e inclusive realizar acciones como registro de datos o compras en línea, por ejemplo.

Aspectos a tomar en cuenta para escoger un buen hosting

Empresas que ofrecen servicios de hosting hay muchas, pero eso no significa que tienes que elegir cualquiera. Es importante comparar las capacidades y el rendimiento para definir cuál es el alojamiento apropiado para tu sitio web.

Es por eso que antes de escoger la que será la casa de tu sitio web, debes asegurarte que cumpla con algunos requerimientos como los que nombramos a continuación:

1. Espacio de almacenamiento y tasa de transferencia

El contenido de tu sitio web ocupa una cierta cantidad de espacio físico en disco. Generalmente, contratar entre 1 y 5 GB está muy bien, pero si el proveedor de hosting tiene un plan superior a esto podrías considerarlo pensando en la escalabilidad de tu sitio a futuro.

Así mismo, es relevante garantizar la mayor velocidad de carga posible de las páginas, al igual que su disponibilidad. A favor de esto, los discos Solid State Drive (SSD) tienen mejor rendimiento que los discos tradicionales o Hard Drive Disk (HDD).

Por otro lado, el ancho de banda también juega un papel importante en este punto. Si tu sitio web es corporativo o se trata de un blog, es probable que solo necesite 1 Gb de transferencia mensual. Sin embargo, para tiendas en línea se recomienda contar con hasta 5 Gb.

2. Cuentas de correo electrónico

Existen servicios de hosting incluyen paquetes con cierta cantidad de direcciones de correo personalizados con el dominio de tu sitio web. Esto es muy conveniente a la hora de brindar una imagen profesional y hacer email marketing.

3. Interfaz amigable

Administrar tu sitio web no tiene por qué ser complicado, algunos proveedores de hosting disponen de paneles de control con más facilidades de uso que otros. Esto te ayudará al momento de gestionar las cuentas de emails y la base de datos, revisar estadísticas e inclusive insertar o modificar código.

4. Soporte

Asegurar la estabilidad y el buen desempeño de tu sitio web requiere respuesta inmediata ante cualquier eventualidad o duda. Tener a la mano un equipo de soporte al cliente 24 horas, los 365 días del año mediante diferentes canales de atención es esencial.

Por último, antes de comenzar a buscar alternativas para contratar el hosting adecuado, ten claro cuáles son los requerimientos de tu sitio web para que sepas exactamente qué hospedaje encaja perfectamente en tu caso.

¡Y por supuesto! No te vayas sin revisar los completos y cómodos planes de hosting que Akky tiene para ti.