Inicio » Herramientas Digitales » Sitios Web » Guía SEO para crear contenido y posicionar tu sitio web

Guía SEO para crear contenido y posicionar tu sitio web

Herramientas Digitales

Con esta guía SEO conocerás los detalles que hay que tomar en cuenta para ayudar a que tu sitio web alcance las primeras posiciones en las búsquedas de Google.

Implementar estrategias SEO (optimización para motores de búsqueda) se ha convertido en algo básico e imprescindible al momento de crear contenido. Cada página de un sitio web, al igual que los artículos publicados en un blog, deben cumplir con ciertos parámetros que los buscadores evalúan y consideran a la hora de generar la lista de opciones que le muestran a los usuarios a partir de sus consultas en Internet.

El propósito de esto es conectar el contenido con las personas que buscan productos o servicios como el tuyo. Veamos entonces en esta guía SEO, cuáles son esos detalles que no debes pasar por alto para incrementar la exposición de tu sitio web, así como la posibilidad de conseguir más visitas.

Escoge la palabra clave

La palabra clave o keyword es el núcleo del SEO, se trata de ese término o frase que el usuario introduce en la caja de texto de Google. Constituye el lazo que une la intención de búsqueda de esa persona con tu propuesta.  En resumen, la palabra clave es lo que hará que tu público objetivo te encuentre.

Existen varias herramientas para identificar el comportamiento de una keyword por zona geográfica y en diferentes líneas de tiempo, como por ejemplo: Google Trends, Keyword Planner, UbersuggestKeyword Tool, entre otras. Enfócate en seleccionar palabras y términos relacionados, que tengan un volumen de búsqueda importante.

No es necesario usar una única palabra clave en todos los textos.  Puedes definir un tema con la palabra clave principal. En el resto, utiliza términos relacionados para crear contenido satélite (topic cluster), pero no te olvides de incluir links que dirijan al usuario hacia el tema pilar de tu sitio web.

Construye el título

El título es el primer elemento que debe ser optimizado, es quien le dirá al usuario y al buscador de qué se trata tu contenido. La longitud recomendable se encuentra entre los 50 y 65 caracteres. Por supuesto, la palabra clave debe estar presente y mientras más cerca del comienzo, mejor.

Crea una meta descripción

La descripción de tu pieza de contenido es esencial. Ese pequeño trozo de texto que se muestra junto al título en la lista de resultados, puede ser decisivo para que el usuario entre o no a tu página.  Su extensión ideal es de máximo 156 caracteres. La keyword debe estar allí entre una redacción representativa de lo que van a encontrar a través del enlace.

Define la URL

Cada contenido que generes debe tener una URL única, con la palabra clave incluida. Es conveniente que sea lo más corta posible, por lo que eliminar preposiciones y conjunciones es válido. Separa cada término con guiones (-) y no uses símbolos fuera del alfabeto inglés, evitando tildes, eñes y símbolos de apertura de interrogación y exclamación.

Utiliza subtítulos

Emplear H1 (Heading 1), H2, hasta H6, le dará mejor estructura al texto y el algoritmo de los buscadores entenderá mejor sobre qué se trata el tema.  El H1 es el más importante, debe contener la palabra clave y no coloques enlaces en él. Lo más común es usar hasta 3 niveles de subtítulos y es conveniente que cada bloque contenga 300 palabras como máximo.

Optimiza las imágenes

Proporcionar información de las imágenes en forma escrita, también es una manera de hacer que encuentren tu contenido. Desde el título y la URL, hasta el nombre del archivo y el texto alternativo (tag alt), deben estar expresados claramente. Recuerda añadir la keyword a la descripción.

Perfecciona el texto

Aunque el texto mínimo aceptable es de 300 palabras, Google prefiere un contenido más extenso. En un rango de 1000 a 2500, tienes más oportunidad de incorporar subtítulos y sinónimos de la palabra clave, así como también aportar valor e incitar a que los visitantes permanezcan más tiempo en tu sitio.

Por otro lado, usa todos los elementos posibles que permitan la facilidad de lectura, como por ejemplo: viñetas, listas enumeradas, negritas y conectores lógicos. Otro consejo es no usar párrafos tan largos ni utilizar palabras complicadas.

Para culminar, inserta hipervínculos internos que inviten al lector a navegar por tu web. Igualmente, añade enlaces externos a páginas de relevancia para aportar riqueza y soporte a tu mensaje.

Finalmente ten presente que el SEO se trata de lo que las personas quieren encontrar, no de lo que buscan.

¡Nos vemos en las redes sociales!