Inicio » Herramientas Digitales » SSL » Por qué tu sitio web necesita un certificado SSL

Por qué tu sitio web necesita un certificado SSL

Herramientas Digitales

Un certificado SSL es un elemento que indudablemente no debe faltar entre las medidas de seguridad implementadas en tu sitio web.

Es claro que las personas son cada vez más cuidadosas al momento de acceder a información en Internet.  Más aún cuando se trata de realizar acciones que involucran el registro de sus datos personales o bancarios inclusive.

Es por eso que ofrecer un entorno seguro y confiable resulta conveniente para atraer visitantes y favorecer la interacción con tu sitio, entre otras cosas.

¿Qué es un certificado SSL?

Antes de explicar las razones por las que todo sitio web debería tener un certificado SSL, recordemos de qué se trata.  SSL son las siglas correspondientes a Secure Sockets Layer, lo que traducido significa “Capa de Conexión Segura”.  Esto no es más que un protocolo de comunicaciones que se encarga de encriptar información.

SSL establece un canal seguro entre el navegador y el servidor del sitio que el usuario quiere visitar.   Los datos enviados a través de este canal son encriptados y luego al llegar a su destino son descifrados y entregados en su formato original.  De esta manera, en caso de que suceda alguna intervención indeseada durante este proceso y la información sea sustraída, sería totalmente ilegible e inútil.

Este procedimiento es especialmente apropiado para proteger datos confidenciales de los usuarios como contraseñas y correos electrónicos al momento de llenar un formulario o durante los inicios de sesiones.  Al igual que, a la hora de efectuar compras online donde es necesario suministrar algo tan susceptible como los datos de una tarjeta de crédito.

Beneficios de usar un certificado SSL en tu sitio web

  • Garantiza la seguridad de los datos.  Proveedores especializados y reconocidos son los que se responsabilizan por la privacidad del intercambio de datos en tu web, certificando el empleo de técnicas eficaces de cifrado.
  • Evita el phishing y el malware.  Debido a que la información sólo puede ser leída por el emisor y el receptor, se evitan ataques phishing que pretendan suplantar la identidad de la web original. Así como también, se minimiza el riesgo de hackeo por un atacante que intente insertarse en ese transcurso de transmisión de datos. Y, por si fuera poco, un certificado SSL verifica que no exista software malicioso en el sitio.
  • Confirma la legitimidad de tu web.  El SSL de mayor nivel (Extended Validation), comprueba que la web corresponde con una persona o empresa física, igualmente la actividad a la que se dedica. Esto garantiza que el sitio pertenece a un ente real y legalmente constituido.
  • Muestra el estatus de seguridad del sitio a simple vista.  Basta con fijarse en el icono situado a la izquierda de la URL para notar el candado cerrado que indica que el sitio es seguro.  Adicionalmente, es posible consultar el grado de privacidad de la conexión haciendo clic sobre el candado.  Otra manera de identificar fácilmente que una página tiene SSL es por el uso del protocolo “https” en lugar de “http”, el cual se puede observar al principio de su dirección web.
  • Contribuye a mejorar el SEO. Google les da cada vez más importancia a las páginas seguras, probablemente en un futuro no muy lejano esto se convertirá en un requisito imprescindible para lograr una buena posición en las listas de resultados de los navegadores.

Después de todo, los beneficios de usar un certificado SSL se traducen en un hecho muy preciado por los dueños de negocios y administradores de sitios web: generar confianza.  Lo que a su vez conlleva a: aumentar el tráfico, incrementar el tiempo de navegación o estadía en tu web y convertir prospectos en clientes o suscriptores.

Finalmente, no cabe duda que el SSL constituye un soporte fundamental para el logro del objetivo final de tu empresa.