Inicio » Transformación Digital » Consejos para posicionar tu Pyme en Internet

Consejos para posicionar tu Pyme en Internet

Transformación Digital

Lograr que tu Pyme destaque en Internet sobre la competencia es todo un arte.   Y aunque no existe una lista ordenada de instrucciones para esto, puedes aplicar algunos lineamientos que indudablemente serán de gran ayuda.

Darle presencia y visibilidad a tu Pyme en el mundo digital va mucho más allá de usar elementos SEO en tu sitio web o gestionar magistralmente las redes sociales. 

No se trata de que esto sea incorrecto, es solo que para conseguir que esas y otras técnicas de marketing sean realmente efectivas hay que tener claras cuáles son las bases de la marca y hacia dónde se dirige.

¿Cómo comenzar a posicionar tu Pyme?

Escoger las estrategias adecuadas para que tu negocio se distinga de manera exitosa entre la multitud depende de varios factores.  Su identidad, objetivos y tipo de clientes son los que definirán la ruta a seguir para determinar justamente lo que tu Pyme requiere a fin de sacar ventaja entre tantas opciones presentes en la red de redes. 

Veamos esto detalladamente:

Marca

La personalidad de tu Pyme es lo primero que debes definir para poder proyectarla, bien sea dentro o fuera de Internet. 

Crear la cultura organizacional abarcando detalles como el nombre, valores, misión y visión, además de tener claro qué deseas comunicar y cómo te mostrarás ante tus clientes, es un gran primer paso. 

Igualmente, darle forma a la imagen corporativa con un logo, una paleta de colores, un estilo de diseño gráfico y tal vez un slogan que expresen el carácter de tu marca, fundamentarán las bases para pasar al siguiente nivel de manera firme.

Storytelling

Cada negocio tiene su propia historia la cual es recomendable dar a conocer tanto a los empleados como a los clientes.  Contar sus orígenes y de vez en cuando incluir anécdotas, es una excelente manera de humanizar la marca y construir lazos emocionales.

Mostrar la evolución de la empresa y la forma en que se superaron los obstáculos puede ser una vía para permanecer en la memoria de otros.  Esto puede hacerse empleando diferentes formatos y canales, apelar al poder del ejemplo es un valioso recurso.

Mercado objetivo

Delimitar tu audiencia precisando sus características te ayudará a enfocar tu plan de acción.  Para conocer el grupo social y demográfico que pudiera estar interesado en lo que ofreces es relevante contar con estos datos:

– Edad, ubicación, ingresos, situación laboral y género

– Problemas, aficiones, prioridades, intereses y objetivos

Para tener idea de esto último te puedes apoyar en las respuestas a las siguientes preguntas:

– ¿Qué necesitan?

– ¿Cómo lo buscan?

– ¿Qué los complace?

– ¿Qué les preocupa?

– ¿Por qué escogieron tu producto o servicio?

Conocer el perfil de tus clientes es primordial para orientar las estrategias de marketing.  Esto permitirá apuntar a que te encuentren fácilmente, conecten con tu marca, satisfacer sus necesidades e inclusive fidelizarlos.

Propuesta de valor

Descubrir y explotar esas particularidades que hacen que la experiencia que vive el cliente alrededor de la adquisición de tus productos o servicios sobresalga, es otro punto clave. 

Tu propuesta debe estar constituida por un claro mensaje que comunique el valor agregado que se consigue luego de efectuar la compra.

En este punto plantéate por qué te comprarían a ti en vez de a tu competencia, así como también qué es lo que hace que lo que propones sea atractivo para tu mercado objetivo.

Conclusión

Posicionar a las pequeñas y medianas empresas en Internet conlleva un proceso constante que inicia con entender cuál es su modelo de negocio y qué es lo que quieren alcanzar.  

A partir de allí, es mucho más asertivo adaptar las estrategias de marketing y hacer uso de las herramientas digitales adecuadas para potenciar su visibilidad y mantener su presencia online.

Sin duda, este tema tiene muchos puntos interesantes que tocar.  Si tienes alguna sugerencia, inquietud o aporte, nos encantaría que lo compartieras.