Inicio » Herramientas Digitales » Tienda en Línea » Tiendas en línea para instalar en tu web

Tiendas en línea para instalar en tu web

Herramientas Digitales

Uno de los retos más importantes para cualquier empresa que vende productos online es proveer una tienda en línea donde el cliente se quede hasta concluir su proceso de compra.

Implementar una tienda en línea a una página web no es una decisión fácil de tomar. Al hacerlo, la empresa se puede enfrentar con uno de los mayores problemas del comercio electrónico: el abandono de clientes.

¿Por qué el cliente abandona la página antes de concluir su compra? De acuerdo con la empresa Baymard, más del 65% de los clientes no finaliza su compra cuando visita una página debido a una inconformidad con los costos de envíos, los métodos de pago o el costo total.

“El cliente tiene la intención de comprar, más que en una visita normal. El desafío es entender por qué existe el porcentaje de abandono y ofrecer la mejor alternativa para que el cliente regrese a la página para concretar la compra” – Vicente Schmidt, gerente de Marketing de Linio.cl.

Hay muchos factores que pueden ser decisivos para la compra del usuario. Según Ecommerce News los clientes suelen no finalizar sus compras porque sólo estaban viendo o comparando productos, por la calidad del contenido de la página, la experiencia de usuario o el tipo de tienda online con la que la página cuente.

La calidad y el servicio de la tienda online puede ser un factor de compra muy importante. Según las necesidades de cada empresa, existen distintos tipos de tiendas online.

  1. Catálogo: como lo dice su nombre, este tipo de tienda online ofrece un catálogo de productos o servicios con información detallada de los mismos. En este caso no se pueden realizar pedidos online directamente. Para comprar algo, están disponibles las indicaciones para hacer un pedido ya sea por mail o por teléfono y formas de pago.
  2. Tienda Virtual: en este modelo también se dispone de un catálogo de productos. A diferencia del esquema anterior es que permite realizar pedidos y pagarlos de forma electrónica desde la página web. Tal como lo hace Amazon, en este modelo el cliente dispone de un carrito de compras donde el cliente va añadiendo los productos.
  3. Blog con tienda online: este tipo de servicio no solo cuenta con una tienda en línea si no que también ofrece información a través de un blog. En él se puede exponer o explicar contenido de interés para el cliente y puede llegar a ser un factor de compra también. En este caso se busca que al ofrecer contenido de valor al cliente, aumenten las ventas y la fidelidad del mismo.
  4. Diferentes mixta para particulares o profesionales: esta tienda es una mezcla entre abierta y cerrada ya que está diseñada para particulares. Cualquier cliente tiene acceso al catálogo de productos. Sin embargo, puede haber un botón que diga “Acceso de clientes” donde, con clave y contraseña, los clientes puedan entrar y tener una mayor oferta.
  5. Tienda en Facebook: Dicha tienda se integra a la fanpage de la marca dentro de la plataforma. En ella se puede vender de diferentes maneras: a través de la página de Facebook pero con redirección a la tienda online, por medio de aplicaciones adicionales o directamente en la plataforma.  

Tener una tienda en línea tiene más de una ventaja. La inversión inicial es baja comparada con la de una tienda física y la visibilidad es mayor cuando la estrategia de marketing es la indicada. Además, es de fácil administración debido a que está abierta las 24 horas y solo se requiere de una persona para monitorear el movimiento que se haga.

El tipo de tienda en línea indicado para cada empresa depende de las necesidades u objetivos de ésta. Hay que definir el mercado al que se quiere llegar y lo que se quiere lograr con la tienda. De esa manera, se podrá elegir la adecuada para expandir el negocio y ofrecer un servicio de calidad.